1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

IRONMAN® Cervia Emilia Romagna – Italy

Fecha de la prueba: 19 Septiembre 2020

Lugar: Cervia (Italy)

Web Oficial de la prueba: Web Oficial

Además:  👉🏻¿Qué hacer en Cervia?

Qué ver si voy a Cervia a hacer el IRONMAN® de Emilia Romagna

Esta prueba Ironman se celebra en Cervia, en la costa de Emilia-Romagna, una de las regiones italianas más famosas del mundo por su naturaleza, arte y comida, a sólo 20 km de Ravenna. Este antiguo pueblo pesquero, apodado la Ciudad de la Sal, fue conocido durante el Imperio Romano por su fina arena y su amplio pinar centenario. En el siglo XIX, Cervia se convirtió en un importante destino turístico, y en 1912 se creó la ciudad jardín de Milán Maritima, convirtiéndose rápidamente en una de las ciudades costeras más glamorosas de Italia.

La natación se celebra en las tranquilas aguas de Romagna. Se pasará por el Parque Natural de Salinas de Cervia, hábitat natural de los flamencos rosados, y se recorren los 180 km en bicicleta rodeados por  historia y naturaleza. El maratón recorrerá los hitos más destacados de Cervia y Milano Maritime antes de pasar la línea de meta y convertirse en Finisher.

El IRONMAN Italia Emilia-Romagna combina una carrera a finales de verano con unas vacaciones perfectas para toda la familia.

Esta prueba es una de las últimas ofertas de la marca IRONMAN en europea. Los circuitos conduces a los atletas a través de Cervia, una región llena de historia y cultura italiana.

La zona también es muy popular para unas vacaciones de playa familiares junto a la costa del Adriático. Descubre la Italia de finales de verano: el momento adecuado para correr en Cervia, lejos de los masivos fines de semana de verano.

IRONMAN Italia Emilia-Romagna y 70.3 Emilia Romagna  tienen lugar a finales de septiembre en Cervia, en la costa de Emilia-Romagna. La ciudad ofrece un gran número de alojamientos de vacaciones, así como una única relación con la historia de Italia en cuanto a naturaleza, comida y arte.

Cervia, un antiguo pueblo pesquero que ha crecido hasta convertirse en una ciudad de 30.000 habitantes. Se encuentra a 20 km de la famosa ciudad de Rávena, a unos 50 km de la República de San Marino, a 70 km de la antigua pista de Fórmula 1 de Imola y a unos 100 km de Bolonia (donde los atletas encontrarán el aeropuerto más próximo).

La moderna Cervia -conocida como la Ciudad de la Sal por su producción de sal- se ha convertido en un paraíso turístico. Durante el Imperio Romano, Cervia se hizo famosa por su fina arena y su centenario pinar, mucho antes de que la ciudad comenzara a crecer como destino turístico en el siglo XIX. En 1912, la ciudad jardín de Milano Marittima fue creada, y rápidamente se convirtió en una de las ciudades costeras más glamorosas de Italia.

Cervia se encuentra a unos 100 kilómetros del aeropuerto principal de Bolonia, pero existe la posibilidad de combinar la carrera con un viaje a una de las ciudades más fascinantes de Europa: Florencia.

El viaje desde la ciudad de Toscana a Cervia es de unos 200 kilómetros. El Aeropuerto cercano de Rimini se encuentra a unos 20 kilómetros de la línea de salida donde algunas aerolíneas ofrecen vuelos.

Italia es, en definitiva, el lugar ideal para disfrutar de la vida. Los atletas deben planear su viaje a IRONMAN Italia Emilia-Romagna para tener tiempo extra además de las competiciones. Cervia, con sus 9 km de playas de fina arena y 185 establecimientos balnearios, ofrece una amplia oferta de actividades para su tiempo libre. Una visita al antiguo pueblo salinero permite descubrir el encanto de un pequeño pueblo totalmente reconstruido a finales del siglo XVII. Los antiguos Almacenes de Sal, que albergan exposiciones, eventos y el Museo de la Sal MUSA, junto con la torre San Michele y la Catedral, representan los monumentos más singulares de Cervia.

La Piazza Garibaldi, situada en el corazón de Cervia, acoge importantes eventos, conciertos y mercados típicos. Destacan el Teatro Municipal, la Chiesa di Santa Maria del Suffragio con su órgano veneciano y el crucifijo gótico renano de madera de mediados del siglo XIV. La iglesia de San Antonio y la pequeña plaza Piazzetta Pisacane con su histórica Pesquera Vieja son otros lugares a visitar, al igual que la fuente «La alfombra colgante» concebida por el escultor Tonino Guerra. De mayo a septiembre hay una exposición al aire libre en Cervia, donde los jardineros de toda Europa crean sus composiciones en todos los parterres de la ciudad para celebrar Cervia como Ciudad Jardín.

Un gran lugar para relajarse después de las competiciones es Cervia Thermal Spa. El spa ofrece terapias modernas, algunas de las cuales también utilizan liman, un lodo de laguna muy eficaz y curativo extraído de las salinas.

En general, no debe perderse una visita guiada a las salinas que organiza el centro de visitantes de Cervia. Se pueden descubrir las salinas en barco o a pie para observar flamencos y muchos otros tipos de aves. El mercado de pescado tiene lugar a primera hora de la mañana, lo que es una buena oportunidad para conocer la larga tradición pesquera de Cervia.

Si amas las carreras y su historia, un viaje al Autodromo Enzo e Dino Ferrari di Imola, que lleva el nombre del famoso fundador de la marca italiana de coches de lujo y de su hijo, podría completar un viaje excepcional. El Autodromo se encuentra a unas 40 millas al noreste de Cervia, y está lleno de historia de carreras. Imola fue el anfitrión de la Fórmula 1 desde 1980 hasta 2006, cuando el legendario Michael Schumacher de Alemania ganó la última edición del Gran Premio de Italia. Para convertirse en un perfecto conductor usted mismo, existe la posibilidad de participar en una clase de autoescuela en el Autodromo di Imola.

Para los viajes de un día, la República de San Marino está a sólo unos pocos kilómetros de distancia, al igual que ciudades históricas como Ravenna, Forli o Bolonia. Incluso un viaje a los principales destinos turísticos como Florencia, Siena y Pisa son opciones para excursiones de un día y excursiones nocturnas. Hay un montón de lugares para visitar para los amantes del vino y amigos de la deliciosa comida italiana, y también hay un montón de opciones para toda la familia, desde visitar las playas hasta los parques de aventura.

Si quieres disfrutar del vino y la gastronomía regional, deberías hacer un viaje al pueblo de Bertinoro. Esta ciudad medieval está situada en una colina bonita (o una subida dura!) a unos 20 kilómetros al oeste de Cervia.

GUÍA TURÍSTICA PARA ‘IRONMANES’ Y SUS FAMILIAS

Emilia-Romagna

Al pensar en Italia, las primeras ciudades que suelen venir a la mente a la mente son Roma, Milán, Venecia. Pero es de destacar que tiene unas regiones que son de gran riqueza cultural, gastronómica, arquitectónica y turística. Y es que los mismos lugareños que han viajado en todo el país dicen que ir a Italia y no pasar por la región del norte es un error.

GUIA TURSITICA PARA CONOCER EMILIA ROMAGNA

Hoy te vamos a presentar una mini guía de la región de Emilia-Romagna, ubicada al norte de Italia, con curiosidades y un extenso territorio en el que podrás disfrutar desde arte del renacimiento hasta museos de Ferraris. Emilia-Romagna es la ciudad donde encuentras de todo, cuenta con una oferta gastronómica, histórica y de ocio que puede complacer una variedad de gustos.

Emilia-Romagna (se pronuncia Romaña) es una de las veinte regiones que conforman la República de Italia. Bologna es su capital y de las ciudades más pobladas del país, con poco más de 4 millones 450 mil habitantes, es la sexta ciudad más extensa, con casi 22.500 kilómetros cuadrados, precedida por Sicilia, Piemonte, Sardegna, Lombardia y la Toscana.

Como Italia es un país “joven”, Emilia-Romagna se constituyó oficialmente el 7 de junio de 1970 y, tal vez como su nombre lo puede vislumbrar, está compuesta por dos regiones:

Emilia, que comprende las provincias de Piacenza, Parma, Ferrara, Reggio Emilia, Módena y gran parte de la Ciudad metropolitana de Bologna, incluyendo la capital, importante a nivel histórico-cultural y de amplia relevancia y atractivo nacional;

Romagna, formada por las provincias de Ravena, Rimini, Forli-Cesena y el resto de la Ciudad metropolitana de Bologna, la parte oriental y zonas limítrofes. La Romagna histórica fue parte del Estado Pontificio y también comprende territorios que están administrativamente ubicados en Las Marcas y la Toscana.

Como Emilia y Romagna son entidades distintas en sí, cada una tiene su propia gastronomía, dialecto, y, en general, su propia historia. Son detalles que hacen a Emilia-Romagna en su conjunto un lugar fascinante de Italia.

Emilia-Romagna es una localización ideal con gran variedad de atractivos turísticos, paisajes y unos platos típicos que complacen los gustos más variados; toda su oferta es capaz de satisfacer a los amantes del deporte, triatlón con su nueva prueba de la distancia reina, así como a los amantes de la comida y a los que aprecian la arquitectura, los paisajes, y sobre todo a aquellos que sienten fascinación por conocer las costumbres de una localidad para entender la esencia de su gente.

Capaz de enamorar hasta a los más escépticos, Emilia-Romagna tiene muchas cosas por ofrecer en cada una de sus provincias, por lo que aquí te indicamos algunos lugares a tener en cuenta y los que son de visita obligatoria en esta región italiana, para que disfrutes y conozcas lo más que puedas durante tu estancía. ( y si las piernas te lo permiten después de “volar” en su prueba Ironman)

Por dónde empezar a recorrer Emilia-Romagna

Es comprensible que Emilia-Romagna no tenga los atributos de ciudades como la Toscana,  Venecia, y hasta Florencia, que suelen ser los destinos más frecuentados o los más explotados en las películas de Hollywood, pero es una región que tiene un gran número de aspectos que fascinarán a toda persona que la visite. Por eso para empezar el recorrido resumido por Emilia-Romagna te vamos a recomendar muchas cosas que no puedes dejar de hacer en tu visita al norte de Italia, clasificando las actividades por provincia:

CAMINAR LAS CALLES DE BOLOGNA Y DISFRUTAR SU HISTORIA

Para empezar a recorrer la región de Emilia-Romagna, nada mejor que su capital, Bologna, para elegir como punto de Partida. Bologna, una de las ciudades de la Edad Media mejor conservada en Italia, también es conocida como “la rossa” (la roja) por el característico color de sus tejados medievales, muchos hacen referencia a que se le conoce así también por su tendencia política tradicionalmente de izquierda; se le conoce como “la docta”, por albergar la universidad más antigua en el continente europeo, el Alma Mater Studiorum Universidad de Bologna, y también se le conoce como “la grassa”, (la gorda), por su excelente muestra gastronómica.

Allí, en el centro de la ciudad donde se encuentra la Plaza de Neptuno y todo el territorio llegando al barrio judío, te encontraras grandes sorpresas, detalles de una ciudad que solo puedes apreciar caminando (sí.. lo sentimos.. hay que caminar para disfrutar realmente su encanto.. pero tú ya eres un Ironman así que no hay problema, puedes con esto y con más), sea una ruta planeada previamente, una visita guiada, o hasta atreverte a perderte por sus calles.

Bologna no es solo la capital de Emilia-Romagna, es reconocida como la capital culinaria de Italia y por ser la ciudad en el mundo con la mayor cantidad de arcos, que le dan un atractivo único, por lo que para disfrutar al máximo de esta experiencia puedes dejarte perder entre ellos, descubrir joyas del arte y los canales de Bologna, panorámicas únicas del paisaje o hacer una ruta gastronómica en busca del tagliatelle ragú o la mortadella bologna, (un embutido elaborado con carne de cerdo al que se le agrega pistacho). Es casi un crimen que abandones la ciudad sin probar estas delicias típicas.

Donde dormir en Bologna

Los imperdibles de Bologna:

  • La piazza Maggiore
  • Iglesia de San Petronio
  • Iglesia de Santo Stefano
  • Las dos torres de Bologna
  • Subir el Santuario de San Luca a pie
  • Universidad de Bologna

Comer, comer y comer  (Reponer, reponer y reponer)

Y como ya introducimos la comida, vamos con otra de las cosas más importantes a hacer en Bologna, porque si hay una verdad universal es que no existe turista o viajero que no piense en comida, sobre todo cuando está de visita en otro país.

Bologna tiene muchos atractivos, pero hay que destacar que su gastronomía es estrella en Emilia-Romagna. Además del tagliatelle y la lasagna con salsa ragú (que es más conocida internacionalmente como salsa boloñesa), está el parmesano reggiano, el aceto (vinagre) balsámico de Módena, el prosciutto (jamón) de Parma y una variedad de pastas de la región. Su carta es tan amplia como deliciosa, con variedad de platos que pueden satisfacer cualquier paladar y de los cuales nunca tendrás suficiente. Por eso, cuando estés en Bologna, permítete comer, comer y comer.

Si hay algo de Emilia-Romagna que necesita extensión es el inciso sobre su comida.

La ciudad es conocida por su pasta al huevo, que es preparada con harina de trigo y trufas al ajo con salsa de vino blanco. Bologna es famosa por sus platos de pasta, en los que destacan el tortellini, el tagliatelle (también presente en varias provincias de la región), la lasagna verde. Pero lo curioso es que a pesar de ser una sola región, los productos y platos típicos de Emilia-Romagna varían de ciudad a ciudad, un aspecto que suele confundir en ciertos casos. La cocina emiliana tiene sus distinciones con respecto a la cocina romagnola.

Aunque se caracteriza por sus pastas, hay diferencias entre los tortellini de Bologna y los cappeletti de Romagna, como que la pasta puede tener distintas formas y diversos rellenos, por ejemplo, y así, otros aspectos distintivos, o complementarios, de la rica cocina de Emilia-Romagna a tomar en cuenta:

  • En Romagna se destacan los cappelletti, tortelli alla Lastra, strozzapreti, garganelli.
  • En Emilia se come arroz en poca medida, desde la provincia de Parma hasta Piacenza.
  • Tanto en Emilia como en Romagna la polenta es el producto principal.
  • El aceto balsámico solo se produce en Módena y Reggio Emilia (ciudades emilianas), respetando al pie de la letra procedimientos tradicionales de carácter obligatorio.
  • El queso Parmigiano Reggiano, que se usa mucho en la cocina emiliana, se produce en Reggio Emilia, Parma, Módena y Bologna.
  • En la costa Adriática se come mucho pescado, sin embargo, esta es una región en la que predomina la carne romagnola, incluso cordero de Romagna y cerdo Mora Romagnola.

Es de destacar que la región de Emilia-Romagna produce mucho embutido de cerdo, como el prosciutto de Bologna, Parma y Módena, el Salame Felino de Parma y la pancetta y coppa de Piacenza. También son populares los productos realizados con cerdo cocido, como la mortadela de Bologna, el zampone, el cotechino de Módena y salama da sugo de Ferrara, por solo nombrar algunos.

Otras sorpresas de la comida en Emilia-Romagna

Debes saber que hay fábricas que abren las puertas a los turistas y les revelan los secretos de los sabores de la capital de Emilia-Romagna. Por solo nombrar algunos: tienes la oportunidad de conocer el paso a paso de la preparación del aceto balsámico, que tiene denominación de origen, y puedes ver también como se elabora el queso parmesano, tradicional de la región.

Pero en Emilia-Romagna no todo es pastas, embutidos y salado, pues lo dulce también tiene cabida. Cuando estés en la ciudad no te olvides de probar los gelattos, los reyes de los postres de Italia, que tienen un sabor inigualable al paladar. En la fábrica Carpiggiani ofrecen visitas a un museo del helado y hasta se dictan cursos de “Maestro heladero”, además de abrir sus puertas para todo amante del helado.

PASO POR LAS IGLESIAS BIZANTINAS DE RAVENNA

Ravenna está ubicada a 1:30hs de Bologna en tren, por lo que puedes hacer una excursión en un día de estas dos fascinantes provincias. Luego de transitar Bologna, en Ravenna, la ciudad del mosaico, estarás como suspendido en el aire, con la vista enfocada hacia el cielo, maravillada por sus techos en los que el mosaiquismo forma un caleidoscopio con los frescos, donde se encuentran representados pasajes bíblicos e históricos. “Una sinfonía de color”, refirió Dante en “La Divina Comedia” sobre las iglesias bizantinas de Ravenna.

  • Ravenna fue la capital del Imperio Romano de Occidente y del Imperio Bizantino en Europa, de allí que el arte sea emblema en sus estructuras. Las iglesias que no te puedes perder cuando estes en Ravenna:
  • la Basillica di San Apollinare Nuovo,
  • la Basillica di San Vitale
  • y el Mausoleo di Galla Placidia, monumentos de la provincia declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Donde dormir en Ravenna

Más que ver en Ravenna

  • Palacio de Teodorico
  • Los baptisterios neoniano y arriano
  • La biblioteca classense
  • La Domus dei tappeti di pietra; alfombras de piedra.

ANDAR EN BICI POR FERRARA  (SI TE QUEDAN GANAS…)

En Ferrara, ciudad medieval en la que el Renacimiento tuvo su máxima expresión, las bicicletas tomaron el control. Hay una cantidad que casi iguala el número de personas en la ciudad, con un promedio de 100.000 por 132.000 habitantes. Aprovechándose de esto, las autoridades en la ciudad incluyen al turismo para promover esta tendencia, por lo que organizan tours a pedal para que los visitantes puedan apreciar mejor los atractivos de la localidad, con mapas de circuitos con un diseño especial para fijar en los manillares (casi aquí los boxes de la T2 están hasta bien vistos…)

El Palazzo Diamanti, el Castello Estense y los frescos del Palazzo Schifanoia, son solo algunos indicadores que fueron impulsando el crecimiento artístico de la ciudad. Todos estos monumentos, el casco histórico de Ferrara (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1995), sus 9 kilómetros de murallas y el parque del Delta del Po, pueden visitarse en dos ruedas (pero no acoplados eh !!)

Ferrara, la Florencia de Emilia-Romagna, también realiza anualmente, después del verano, el “Ferrara Baloon Festival”, que es el festival de globos aerostático más grande de Italia y uno de los más prestigiosos de Europa.

Donde dormir en Ferrara

Los imperdibles de Ferrara

  • La Catedral de Ferrara.
  • Piazza Savanarola.
  • Al Brindisi, la taberna más antigua del mundo.

ESCAPES AL MAR

Es una pausa perfecta después de los recorridos por Emilia Romagna. La puedes hacer al final de tu estadía en la ciudad, o en medio de la visita, puede ser para escaparte con tu pareja o para pasar tiempo en familia con los niños. Sea cual sea el motivo, ir a las costas de la región y disfrutar de sus playas, como las de Rímini, o Ravenna, no puede pasar desapercibido en el recorrido de Emilia-Romagna.

Las playas en la ciudad no solo ofrecen paisajes de ensueño, sino que también están llenas de historia y arte, además son de las más populares y tienen por tradición ofrecer el mejor servicio a los visitantes, otorgando también lo mejor de su gastronomía local, con recetas familiares que tienen como protagonista los productos del mar. Como pausa o conclusión del viaje, es una de las mejores alternativas para hacer en Emilia-Romagna.

Para los amantes del motor

¿Te suena Ferrari? (Y no lo decimos por la velocidad que puedes llevar en tu prueba IM, que también ) Es posible que te suene, sí !! y es porque Emilia-Romagna es ciudad cuna de las empresas automotrices más importantes del mundo. En la ciudad emiliana de Módena hay dos museos de Ferrari, la escudería del “cavallino rampante”, multicampeona de Fórmula 1, pero no solo Ferrari; Emilia-Romagna cuenta con el Museo Ducati, ubicado en Bologna, y el Museo Lamborghini entre Bologna y Módena. Incluso sin ser fans de los automóviles, asistir a estos museos y conocer de cerca la historia, los mitos del motor, y todo lo que ha hecho grande a estas marcas, es una experiencia incomparable.

Donde dormir en Módena

Más que ver en Módena

  • Piazza Grande
  • Duomo di Modena
  • Mercato Albinelli
  • La biblioteca estense
  • Museo della figurina (Museo del Cromo)

MÁS POR HACER, VER Y DISFRUTAR EN EMILIA-ROMAGNA

Ningún texto podrá resumir la riqueza y todo lo que tiene una ciudad para disfrutar, pero como mini guia te aportamos otro de los imperdibles de Emilia-Romagna, para que sea una experiencia que quieras (y esperamos puedas) repetir en otras oportunidades.

Vida nocturna y fiesta en la “Riviera Romagnola”

Venga.. que es hora de darle una “alegría al cuerpo”. Las discotecas más famosas de Italia están en la costa de Romagna, a la que podemos llamar la Ibiza de Italia. En Riccione están Cocoricò o Pascià, en Misano esta Peter Pa, Byblos y Villa delle Rose. Esas son las más conocidas, aunque en la rivera romagnola debe haber muchas novedades esperando por ti para disfrutar la vida nocturna.

Los apeninos y el rio Po

En Emilia-Romagna también hay unos paisajes naturales para deleitarte. Puedes realizar caminatas, disfrutar los paisajes neblinosos que da el río Po y las lagunas del delta del rio, así como realizar un avistamiento de fauna en los Apeninos.  (d los Apeninos a los Andes… a ver si encontrais al mono “amelio”)

Los museos de la región

Cada una de las regiones tiene su oferta de museos, algunos ya mencionados en Módena y Ferrara. Sin embargo, aquí te resumimos los museos más destacados de toda Emilia-Romagna en una sola lista:

  • El museo arqueológico (Museo Archeologico Nazionale) de Parma y el de Ferrara.
  • Galería Nacional de Parma, la cual está ubicada en el Palazzo Pilotta y cuenta con obras de Bronzino, El Greco, Correggio, Fra Angélico, Parmigianino y Ludovico Carracci.
  • Museo Cívico de Piacenza; aquí podrás observar una Virgen y Niño con Juan Bautista de Botticelli.
  • Pinacoteca Nacional de Bologna, donde se encuentra la Virgen en la Gloria de Perugino y el Éxtasis de Santa Cecilia de Rafael.
  • Museo de la Catedral en Ferrara.
  • La Galería Estense en el Palazzo dei Musei de Módena
  • Museo Nacional de Ravenna.
  • Museo de Anatomía Humana Normal en Bologna.
  • Museo Internacional de las Cerámicas en Faenza.

Relajación y bienestar

En Emilia-Romagna hay más de 20 termas que merecen una visita, pues bien te mereces un dia de spa y relajación. Pero no solo para relajarse, hay centros termales que tienen una bella estructura y son excelentes obras de arquitectura que también se pueden apreciar. Uno de los ejemplos son los destacados edificios de la estación termal Salsomaggiore Terme, con una arquitectura estilo Liberty, evidentes en la construcción del edificio de las Terme Berzieri. Y como esta, más sorpresas ofrece la ciudad de Emilia-Romagna.

Parques de atracción para el disfrute de grandes y chicos

En la provincia de Rimini está concentrado el grupo de parques de atracciones y parques temáticos, ideal para la diversión de grandes y chicos que visiten Emilia-Romagna.

Allí mismo, en Rímini se encuentra el  parque temático Italia in Miniatura, el cual es el más antiguo de la región; fue ideado como un viaje real que lleva al visitante a descubrir los monumentos más famosos de las ciudades italianas, con 272 reproducciones. En la actualidad el parque cuenta con muchas más atracciones entre las que destacan los Juegos y la Feria del agua, la Feria de la Ciencia, entre otras.

Otro parque temático histórico en Rímini, que ha sido renovado y actualizado para la época, es Fiabilandia, con más de 30 atracciones para toda la familia distribuidas en 150.000 m2 de ambiente rodeado de verdes, lagos y shows en vivo.

El parque acuático que se destaca por ser el más famoso y más grande del continente europeo queda en Riccione, se llama Acquafan. Un lugar donde el protagonista es el agua, equipado con todo lo necesario para divertir a todos los asistentes.

El parque Oltremare, es un parque temático dedicado al mar, el cielo y la tierra; este ofrece numerosas atracciones que permiten conocer el nacimiento de la tierra, la evolución animal, los diferentes hábitat geográficos y muchas otras actividades. En su interior el espacio más conocido es el dedicado a los delfines que se exhiben en la laguna.

El Acuario de Cattolica es el parque más grande del mar Adriático, ya que cuenta con 110.000 metros cuadrados ubicado en una original colonia marina del siglo pasado, denominada “Le Navi”.

En este parque hay más de 3000 ejemplares de 400 diferentes especies de peces provenientes de todos los mares del mundo, además de animales cómo camaleones, serpientes, ranas e insectos.

Para los amantes de la naturaleza está el Sky Park, destacado por las emociones fuertes y actividades de riesgo, con 14 recorridos de distintos niveles de dificultad, con novedades y atracciones dedicadas para grandes y pequeños, siempre respetando las edades y seguridad de cada persona, así como el respeto al medio ambiente.

Así que si te encuentras por la zona o pronto iras a Emilia Romagna, esta es una buena guía para empezar a conocer la ciudad y elijas algunos lugares a los que ir, porque es poco lo que puedes hacer es corto tiempo de estadía, pero haciendo alguna de estas actividades te bastara para decir que conociste la región norte de Italia.

Hacen falta más días para conocer todo lo que Emilia-Romagna tiene para ofrecer, pero con estas recomendaciones tienes lo básico para ir construyendo tu propio itinerario y, ¿por qué no?, descubrir otras maravillas de la ciudad que puedas retratar y atesorar toda la vida.

Suscríbete a la NEWS LTT!